Jueves , 30 octubre 2014

HISTORIA

El crecimiento de la ciudad de Iquitos no respondió a ningún criterio previamente diseñado. Iquitos creció como quiso y no respondió a ninguna planificación que alguna autoridad planificada con anticipación, elegida o no y que lo efectuara institucionalmente.

En ese sentido consideramos que Iquitos se pobló sin orden ni concierto sin ninguna planificación concebida con anticipación, así se entiende el crecimiento caótico de los diferentes lugares de la ciudad.

El crecimiento del sur de la ciudad no fue una acción pensada y razonada por alguna autoridad, se dio naturalmente como casi siempre se dan todas las decisiones que en épocas pasadas, correspondían a la municipalidad provincial o distrital.

En ese entendido se entregaron terrenos a personas que vinieron de alto amazonas en lo que ahora se encuentran en los alrededores el penal de san jacinto y el Asentamiento humano, que actualmente conforman Jessica Incháustegui. En las Colinas (Guayabamba) y lo que en principio fueron los terrenos del INIA y del ministerio de agricultura.

Mucho mas tarde se entregaron terrenos a familias procedentes de otros lugares y que se asentaron definitivamente al sur de la ciudad. Así se entiende como el señor Pawikowsky obtiene terrenos donde ahora es el gobierno regional y mucho después familias completas se asientan en lo que inicialmente la llamada loma de San Juan.

La construcción de la piscina de Puca Yuca (la única que por un lado entraba el agua y por otro salía) privilegió grandemente la aparición de nuevos asentamientos humanos. También es el momento de la creación de la llamada Comunidad Campesina de San Juan y sus consecuencias legales.

Hasta la década de los años 50 San Juan era solamente un pequeño camino de tierra y una trocha carrozable que bullía y tenia gran movimiento en el mes de junio, cuando se celebraba la fiesta del patrón de la ciudad. Era la época de preparar y comer juanés, beber chicha regional en botellas y viajar hasta San Juan en un peregrinaje que solamente que solamente privilegiaba a la chicha y al juane y buscar un lugar apartado cerca de un curso de agua para bañarse y regresar por la tarde habiendo comido juanés en San Juan Y celebrar de paso la mayor fiesta del calendario regional que no respetaba ni costumbres religiones, ni celebraciones regionales.

Recién en las décadas de los 60, cuando se vivía el primer régimen del presidente Fernando Belaunde, se inicio la construcción del aeropuerto Secada, originando con este hecho la transformación total de la parte sur de la ciudad.

El rápido crecimiento urbano, la aparición de decenas de asentamientos humanos, el crecimiento inorgánico de la población, originado con ello uno de los mayores problemas urbanísticos y humanos de la ciudad de Iquitos que, años mas tarde y por la presión popular se diera la ley de creación del distrito respectivo.

Finamente la construcción del aeropuerto internacional y de muchas atrás instituciones públicas y privadas, permitieron presentar al distrito de San Juan como una de los grandes alternativas que tendrán como reto todos aquellos que pretenden dirigir los destinos del distrito.

La aparición de nuevas avenidas permite visualizar todo esto y descubrí y tener siempre presente que la falta de agua corriente, desagüe y electricidad, son los factores que siempre hay que tomar en cuenta cuando se desea que los seres humanos pretendan vivir dignamente.

La construcción y finalización de la carretera que une a la ciudad de Iquitos y Nauta no hacen mas que demostrar la necesidad que tenemos los seres humanos de contar con vías planificadas adecuadamente.

La creación de la comunidad campesina de san Juan, cuya Ley hace daño a casi todos, es le mejor ejemplo de lo estamos diciendo. A veces lo que al principio parece bueno, pasado el tiempo y la llegada de nuevas personas cambian los criterios y fundamentalmente los ángulos desde los cuales se observan los diferentes aspectos de la vida.

Las nuevas generaciones se encargan de transformar y llevar adelante, utilizando nuevas caminos el destino social, político y económico del distrito.

Mientras tanto el distrito de San Juan Bautista se convirtió en el distrito natural de crecimiento urbano de la ciudad de Iquitos. Prueba de ello lo encontramos en las diferentes universidades, centros de estudios de distinto nivel que se asentaron en el distrito, de igual manera los proyectos agrícolas, tienen en San Juan amplios terrenos para ponerse en práctica.

Posiblemente haber logrado declarar como zona especial e intangible la reserva Alpahuayo Mishana, poniendo con ello a buen acuerdo la existencia de extensas áreas, únicas en el país, donde los varillajes son la razón principal de una biodiversidad que vive solamente en terrenos donde la arena es la base de la tierra vegetal no existente, Cuidar de los varillajes de San Juan es cuidar la biodiversidad cercana a la ciudad de Iquitos.

La validez de todo esto, donde instituciones de investigación, estudio experimentación y análisis se resumen en un pequeño hecho, el descubrimiento de unas pequeñas avecillas que fueron bautizadas con el nombre de “Perlita de Iquitos” , nos muestran cando perderemos en Iquitos si finalmente desaparecemos la biodiversidad que confluyen naturalmente en Alpahuayo Mishana.

El viajero que llega desde otras latitudes a Iquitos puede visitar San Juan donde se encuentra uno de los lugares mas emblemáticos que en 1985 hicieron historia cuando arribara por estas tierras el Papa Wojtila, llamado entre los cristianos Juan Pablo II. La llegada de este líder de los católicos de todo el mundo convirtió a San Juan en uno de los focos mundiales de atracción turística y acunándose para siempre una entrañable frase que es conocida universalmente: “El Papa es Charapa” , frase pronunciada por Karol Woytila durante su presensación en el gigantesco estrado construido en el aeropuerto Secada bignieta.

Para perennizar esta llegada se construyo una enorme cruz en palo sangre, una de las maderas mas nobles de todo la amazonia, pero el tiempo y veinte años después, mas pudo la humedad y el agua tan característica de la zona arruinando la cruz de la cual puedan solamente algunos restos.

Para no borrar del recuerdo este hecho, los cristianos de Iquitos construyeron una cruz de metal e insertaron dentro de ello los restos de aquella cruz del año 85.

Cruz de madera y fierro son parte de la historia de la historia de San Juan que cualquier turista que entre a la ciudad por el aeropuerto Secada vignieta se encontrara con la cruz de Juan Pablo II, el papa que proclamo como todo los buenos loretanos charapa de corazón y sentimientos nobles que no solamente se origina en la historia si no en el corazón de cada uno de ellos.

La cruz de Juan Pablo II segura eternamente en ese lugar dando la bienvenida a todos los que llegan a Iquitos por vía aérea, recordándonos siempre que un hombre que nació en Polonia, viviendo muchos años en el frió, vino en su momento, a un lugar tropical y tan caliente para dejar su huella y su firma que todos, desde ese día apreciamos un poco mas.

Otros atractivos turístico del distrito se encuentra en el llamado mercado artesanal que reúne entre sus vendedores a personas y familias que se dedican a fabricar artesanías locales utilizando maderas de diferentes características.

Las mejores pruebas de este trabajo los tenemos en las tallas de palo sangre donde se fabrican platos, tazones, tazas y todo recipiente que puede trabajarse en torno y tanga una figura circular.

De igual manera esta la madera se utiliza en tallas de diferentes facturas y origen, destacándose en esto figuras sagradas y de animales propios de la región, Multitud de estándar que se dedican a la talla en palo sangre tiene un sitio en el mercado artesanal, aunque no es despreciable a que los que trabajan otras maderas como el palo balsa donde se logran impresionantes escenas de la vida regional. Obviamente la moda influye mucho en este tipo de artesanías, tanto esto en madera de balsa y pintada en alegres colores.

Debemos reseñar también las artesanías que utilizan la pintura y donde se representa los paisajes amazónicos que se plasman en lienzos de tela y en una curiosidad amazónica llamada llanchama, que no es nada mas que la corteza de un árbol que tiene el mismo nombre.

Una sección de este mercado artesanal atrae a mucha gente es la sección donde se pueden adquirir animales disecadas y jugar con la imaginación de ser atacado por una horda de pirañas que se encuentran disecadas en las mesas donde se exhiben permanentemente. Esta sección permite también admirar todo tipo de animales que el visitante haya observado bien en el zoológico de Quisto cocha y que en San Juan pueda adquirirlo con alguna facilidad.

La vestimenta es otro filón dentro de las artesanías polos y camisas con diseños regionales, pantalones utilizados por los varones de las diferentes etnias amazónicas se exhiben como un gigantesco muestrario de ropa que se puede utilizar en cualquier momento. En este lugar se pueden conseguir chaquiras, fabricadas con mostacillas de diferentes colores y que la pedido del cliente pueden reproducir el nombre de la persona.

El mercado artesanal de San Juan presenta sus mejores galas en la fiesta tradicional de Iquitos, donde auspicia, con otras instituciones un concurso de danzas regionales muy reconocidas en la ciudad y que terminan siendo una de las mayores actividades de corte cultural de la semana turística de Iquitos.